miércoles, 7 de diciembre de 2011

Quizás, puede, tal vez..

Y en ese momento estábamos los dos solos, como si no hubiera nadie más en este mundo,lo demás no importaba, solo importábamos tú y yo. Por un instante los problemas se habían fugado, habían pasado a un segundo plano, quizás había mucha gente, o tal vez no..., pero, estoy segura de que si había mucha gente nadie nos observaba, las mejillas me ardían y sentía como si me estuviera sonrojando y no podía evitar tener una sonrisa tonta en la cara, quizás de las más estúpidas que alguien se pudiera imaginar, me miraba, le miraba, sí, estaba enamorada, sin duda, era perfecto, ojos, sonrisa, pelo ¡Todo! ¡Era mío!
Pero entonces, en un segundo, el abrió la boca y sentí como si se me parara el corazón, y con hilo de voz, pude apreciar como dijo 
-Te quiero.

1 comentario:

  1. Siempre quedará el sentimiento grabado en el corazon y en la retina! besitos

    ResponderEliminar